Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Cómo aplicar el teletrabajo en las pymes

Definiendo teletrabajo como la posibilidad que tiene un empleado de trabajar fuera de la oficina del empleador; podemos asumir que organizando apropiadamente las tareas, adecuando las competencias de los empleados y supervisores, y haciendo uso de las facilidades que brindan las tecnologías modernas, se puede hacer que, en lugar de trasladar al empleado hacia el trabajo, se pueda llevar el trabajo hacia el empleado. ¿Para qué trasladar a las personas si podemos trasladar la información?


La empresa que implementa teletrabajo, más allá de su tamaño, deja atrás la costumbre de control horario para pasar a un control de resultados cumplidos. Cuando se trabaja por objetivos, los empleados tienen que cumplirlos, estén o no estén dentro de una oficina. Ésta es la mejor definición de Teletrabajo.


Con el avance de la tecnología, ahora la información está donde uno la necesita, y esto abre un debate en las organizaciones en cuanto a la necesidad y conveniencia, no sólo de seguir manteniendo altos costos en edificios corporativos, sino también de exigirles a los empleados que se trasladen diariamente de sus casas a las oficinas.


Conceptualmente, el teletrabajo debe ser implementado en una organización como un “beneficio”, que tiene como objetivo seguir mejorando la satisfacción de los empleados con su trabajo, a partir de la utilización de la tecnología. Este beneficio está a disposición de los directivos de la compañía, que puede ser utilizado teniendo en cuenta, fundamentalmente, el perfil de cada empleado, el estilo de liderazgo de su jefe y las características de la tarea que se realiza.


Teletrabajo no es una profesión, es una manera distinta de organizar el trabajo, y aplica perfectamente a grandes, medianas y pequeñas empresas. Es apto tanto para organizaciones públicas o privadas, con o sin fines de lucro. Teletrabajo es la organización del futuro, ya dejó de ser una opción para transformarse en una necesidad que obliga a las organizaciones a implementarlo para poder subsistir. Es decir, no es más eficiente el trabajador que más horas pasa en su trabajo, sino el que tiene mayor motivación para cumplir un objetivo.


Una metodología exitosa de implementación de teletrabajo en las organizaciones, no solamente define si los empleados y sus superiores tienen el perfil para teletrabajar, sino que, además, precisa cuáles tareas son aptas para teletrabajo y durante cuántos días a la semana se las puede aplicar.


Asimismo, el avance tecnológico genera que cada vez menos tareas sean las consideradas como “no aptas” para teletrabajo. La mayor dificultad para teletrabajar se encuentra no en las características de la tarea, sino en la cultura de la empresa, en el estilo de liderazgo del management y en el perfil del potencial teletrabajador.


El teletrabajo es una metodología de organización del trabajo en donde “todos ganan”: empleados, empleadores, medio ambiente y, por consiguiente, toda la sociedad. Para ello, reiteramos que para que estos beneficios sucedan, la implementación no debe ser improvisada o informal. Por otro lado, el teletrabajo no tiene aspectos negativos, pero si los factores claves de éxito no se ejecutan correctamente, se pone en peligro el cumplimiento de todas las ventajas que genera, tanto para el empleado que lo realiza como para la organización que lo implementa.


Beneficios en las organizaciones


Partiendo que el teletrabajo no es una profesión, sino una modalidad; los resultados, cantidad y calidad de trabajo se deberían medir y exigir como si el empleado estaría en la oficina. Los principales beneficios que se evidencian en una organización serán:

- Se optimiza el trabajo, los tiempos, los costos y las comunicaciones. Es lo que toda empresa pretende lograr para una mejor productividad y competitividad.
- Desde el mismo momento en que se comunica a toda la organización que se iniciaba un proceso de implementación de teletrabajo, se notará una mejora en el clima laboral de todos los empleados de la empresa, y no sólo de los teletrabajadores seleccionados.

- Se genera un impacto positivo en cuanto al mayor compromiso de los empleados con la organización y mejores niveles de productividad evidenciados por los teletrabajadores, cuya motivación o moral se incrementa en un 79%, disminuyendo su stress un 63%.
- Teletrabajo facilita la continuidad laboral en momentos de pandemias (Gripe A), crisis, emergencias, etcétera.
- Se manifiesta en la organización una cultura de empresa familiarmente responsable, por haber fomentado la conciliación vida familiar y vida laboral entre sus trabajadores con políticas que "apoyan el bienestar" de los mismos.

- Las nuevas generaciones (net generation) exigen a las empresas adaptarse a las nuevas realidades sociales. El teletrabajo como metodología innovativa de trabajo no sólo permite “retener” empleados, sino también “atraer” a nuevos profesionales que elijen pertenecer a una organización por tener este tipo de iniciativas. El 20% de la rotación involuntaria que tienen las empresas se genera por no tener mayor flexibilidad horaria entre sus empleados.
- Los resultados de las encuestas en empresas que aplicaron teletrabajo arrojaron un alto nivel de satisfacción de los empleados y sus jefes con este proyecto, mayor compromiso con la organización y mejores niveles de productividad.

- El teletrabajo es una herramienta que permite la posibilidad de tener trabajadores trabajando en diferentes lugares del país y a distintas horas, ampliando la zona de influencia a través de una presencia extendida geográficamente.
- Se experimentan menos problemas de convivencia entre empleados, debido a que solamente concurren a la oficina laboral cuando es realmente necesario. Según sus opiniones, 7 de cada 10 empleados en relación de dependencia consideran que su trabajo es teletrabajable entre 2 a 5 días de la semana.
- Los jefes observan una mejora concreta en la calidad y cantidad de trabajo; esto da una clara señal que teletrabajo no sólo mejora los indicadores de clima laboral en las compañías, sino que también aporta mejoras en cuanto al cumplimiento de objetivos de negocio.

- En cuanto a los impactos económicos en las empresas, el teletrabajo genera por un lado, en promedio, un 58% de incremento de productividad en los empleados que teletrabajan. Y además, aproximadamente, un 64% de ahorro sobre el costo anual de un empleado por:
o Menor necesidad de metros cuadrados edilicios y su mantenimiento, e impuestos como energía, calefacción, refrigeración y limpieza.
o Ahorro en puestos de trabajo (PC, escritorios, sillas, etc.).
o Menores gastos de insumos, como librería, café, etc.
o Reducción del ausentismo y accidentes laborales en un 61%.
o Ahorros en costos de viáticos.
o Reducción en gastos de teléfono.
o Ahorro en comedores de planta.

Para las pymes que implementaron teletrabajo, esta herramienta redunda en más atracciones, ya que la reducción de costos y riesgos que genera pueden llegar a ser consideradas cuestiones de “supervivencia”. Los empleados están accesibles y son productivos en cualquier lugar a través de la red, y además permite flexibilizar el aporte de acuerda a las exigencias del mercado.


Es importante que se instrumenten correctos mecanismos de selección, en donde se incluyan solamente aquellos empleados que realmente valoren el beneficio de teletrabajar, entonces, inevitablemente, la mayor satisfacción del empleado con su trabajo se traduce en una mayor performance generada por un aumento en la calidad y cantidad de tareas realizadas.

En resumen, teletrabajo se mejora la calidad de vida de las personas, y el empleado que lo realiza es el mayor beneficiado con esta metodología de trabajo muy por encima de los beneficios que pueda llegar a generarse en la empresa en la cual trabaja. Pero como a mayor satisfacción del personal, clientes más satisfechos, con teletrabajo todos ganan. Worklife balance y eficiencia operativa son compatibles, y teletrabajo es la prueba.-


Por Fabio Boggino
Director
Jobing Consultores

Consejos para mejorar tu comunicación institucional: seminario/desayuno personalizado para un grupo reducido de personas, organizado por Negocios y Pymes. Será el viernes 8 de octubre, de 9 a 12 horas, en el barrio de Belgrano, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se brindarán consejos y datos a tener en cuenta por pymes y emprendedores a la hora de intentar comunicar sus ideas, productos/servicios y lanzamientos. El costo del evento, promocional para lectores de Negocios y Pymes, es de $220 por participante (luego del 25 de septiembre será $250), los cupos son limitados y se requiere inscripción previa. Para informes y registro comunicate a nypcomercial@gmail.com  .-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo licencia

Carteras de Cuero

Carteras de Cuero
Click en la imagen para mucho más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...