Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Consejos para el ciclo que comienza (I)

1

Según el calendario maya, dicen, acaba de finalizar un ciclo de 5.125 años y comienza uno nuevo con otros paradigmas que pueden ayudar a los seres humanos a vivir una vida más valiosa. Y si no crees que el asunto de los mayas tenga algo de certeza, puedes hacer que de todos modos se produzca, poco a poco, ese cambio. Primeramente debes hacerlo en tu interior para que desde allí se expanda a tu entorno cada vez más amplio.

Como el camino más largo comienza con un primer paso, aquí estoy para acercarte la sabiduría de quienes iluminan nuestra meta para que la veamos más definida y con mayor claridad.

Entre lo que eres y lo que deseas ser, entre lo que tienes y lo que deseas tener, la distancia es seguramente mucho más pequeña que lo que a veces supones. Un par de toques a lo actual puede redefinir drásticamente tu futuro. Pero ese par de toques debe ser valioso, significativo, fundamental.

Te cuento una antigua anécdota.

Un hombre viajaba en su automóvil por una ruta algo alejada cuando notó que el motor comenzaba a producir unos raros sonidos que se fueron transformando en un preocupante golpeteo. Bajó la velocidad para intentar que nada se rompiera y casi media hora más tarde divisó una estación de servicio en medio de la nada.

Se detuvo junto al único surtidor de combustible que allí había e hizo sonar la bocina un par de veces.

Un minuto más tarde se asomó quien parecía ser el propietario, que caminando sin prisa se acercó al automóvil.

El conductor le explicó el problema dentro del limitado conocimiento que tenía sobre mecánica mientras el hombre de la estación lo escuchaba atentamente.

Al terminar la breve descripción, el estacionero le pidió que encendiera el motor. Una vez en marcha, escuchó atentamente el ruido durante unos segundos. Le dijo al viajero que no lo apagara y caminó hasta un pequeño taller anexo a la estación. Regresó rápidamente con un martillo en su mano.

Se colocó junto al automóvil y, luego de asegurarse del punto de donde surgía el golpeteo, aplicó un único y certero golpe que, como por arte de magia, hizo que el ruido desapareciera y el motor recobrara su sonido normal.

El conductor, aliviado y mostrando una sonrisa en su rostro, le agradeció y preguntó cuánto le debía.

El hombre dijo que le traería una factura por el servicio. Regresó con el papel un minuto después.

En el mismo se leía: "Por reparación de motor: $ 200."

El viajero se puso serio cuando leyó eso e inmediatamente le reclamó: "¿Doscientos pesos por pegar un martillazo? ¡Es una barbaridad! ¡Es el martillazo más caro de la historia!"

Mientras el otro seguía a los gritos, el hombre de la estación le hizo con su mano una seña para que esperara. Volvió a entrar en el local y, un minuto después, regresó con la factura reescrita.

Ahora decía: "Por pegar un martillazo: $ 10. Por saber dónde pegar el martillazo: $ 190. Total: $ 200."

Es así. Todo el mundo suele ponerse a darte consejos diciéndote que debes hacer cambios en tu vida, pero pocos se toman el trabajo de averiguar acerca de cómo es esa vida tuya, cuáles son tus aptitudes y actitudes, qué metas personales tienes, etc. Te aconsejan que pegues un martillazo pero no saben realmente dónde debes hacerlo para que el motor de tu existencia deje de golpetear. Y entonces su recomendación se pierde sin haber causado ningún efecto importante.

Es que lo que tú necesitas es algo muy personal y consiste en desarrollar tu propia personalidad para reorientar tu camino y ponerte en la senda del éxito. Y, en realidad, los consejos de terceros tienen poco que ver con eso. Porque eres tú mismo quien debe encontrar ese nuevo camino para que las cosas cambien.

El primer paso es, entonces, el análisis del problema, de tu problema, por quien más sabe acerca de ti: tú mismo.

No es sencillo, pero tampoco tiene que ser perfecto. Será un comienzo adecuado aunque un poco tentativo, ya que no tendrás una visión inicial del todo clara. Pero luego de tomar el control de tu vida siempre podrás

dar los golpes de timón necesarios para corregir el rumbo para acercarte a la meta que, también en forma aproximada, te has propuesto al comenzar.

Y verás que todo cambia, al menos un poco. Pero será un poco hoy, un poco mañana,... Estarás comenzando a construir las bases de un presente mejor y no es tan difícil si estás convencido de que realmente lo deseas. Porque ésa es la clave. Si tu deseo es apenas una sensación de malestar que no te convoca a poner el esfuerzo en lograrlo, nada conseguirás.

Pero vale la pena, te lo aseguro. Hay una vida mejor esperándote. Cosas valiosas que hoy quizá creas que son para otros: bienestar económico, felicidad, amor,... no sé, pero tú sí sabes cuáles son las cosas que dices o piensas que deseas. Tú eliges tu nuevo presente, porque es lo único que existe realmente. El pasado ya fue y el futuro siempre será una incógnita. Pero el presente es una arcilla que espera que tus manos hagan algo con ella.

Como primer consejo, ya está bien. Y espero tu comentario en este lugar o a mi e-mail. Porque de nada sirve que escriba estos consejos si luego no estoy a tu lado para apoyarte cuando intentes aplicarlos.

Te espero.

Con afecto y los mejores deseos,
Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
---
**Visita: http://bohemiaylibre.blogspot.com

1 comentario:

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo licencia

Carteras de Cuero

Carteras de Cuero
Click en la imagen para mucho más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...