Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Consejos para el ciclo que comienza (V)

5

Este inicio de ciclo para la humanidad, según los mayas, coincide quizá no casualmente con el inicio de un nuevo año en el calendario gregoriano: el número 2013 contado a partir de la fecha aproximada del nacimiento de Cristo. Y como las religiones cristianas predominan en el mundo occidental de estos últimos veinte siglos, este "día 1 del mes 1 del año 0" es una referencia tan válida o inválida como cualquier otra fecha para la medición del tiempo por el hombre. Pero en tu vida hay otros momentos iniciales que tú mismo eliges íntimamente para decir "a partir de hoy...".

Por ejemplo, quizá hayas decidido que, a partir de hoy - o de alguno de los días recientemente vividos - o de algunos de los días que próximamente vivirás - darás lo que llaman "un salto de calidad" y pondrás en acción tus enormes potencialidades para romper las cadenas que te atan al suelo y lanzarte a volar a esas alturas que, equivocadamente, creías que eran solamente para algunos otros.

¿Puede cambiarse una vida en un momento?

¿Puede un pollito romper de pronto el cascarón y asomar al exterior para iniciar una nueva etapa de su existencia?

Solamente ambas cosas podrán suceder en un instante si antes ha habido un proceso de gestación adecuado y satisfactorio. Las cuatro notas anteriores de esta pequeña secuencia con la que te he alentado a realizar los cambios "justos y necesarios" - como diría mi esposa - han puesto a funcionar quizá la incubadora, y ya has iniciado ese proceso previo. Con dudas, son certezas, con errores, con aciertos... pero habiendo establecido tu propia meta.

¿Procurando qué? Algo que para ti sea sinónimo de "éxito". Lo que tú quieras. Lograr tu independencia económica, liberarte de un entorno negativo, adelgazar, engordar, mejorar tu rendimiento deportivo, recibirte de abogado, superar inhibiciones que te impedían una adecuada relación con tus jefes o con tus empleados, encontrar un gran amor, tener un hijo, escribir un libro... Porque el éxito, como expresa Jim Rohn en un famoso manual acerca del tema, es "una noción complicada", "una paradoja".

Y no es en realidad un fenómeno instantáneo sino, como ya te he anticipado, un proceso.

¿Cuándo puede considerarse que el citado pollito ha logrado su éxito? ¿Cuando emerge de su huevo y comienza a andar por el mundo exterior o cuando decide que ya es tiempo de salir y entonces inicia el picoteo de la cáscara produciéndole la primera quebradura?

En realidad, es cualquiera de esos momentos o tal vez tuvo su principio cuando un espermatozoide de su papá gallo venció las dificultades y penetró en el óvulo de su mamá gallina. Porque en el momento en que tomaste la decisión de hacer lo debido para alcanzar la meta que te proponías ya iniciaste el camino de tu "éxito".

Y entonces vemos que el éxito, tan mencionado por cada ser humano cuando responde a la pregunta "¿qué quieres lograr?", es nada más ni nada menos que sentir que uno está haciendo lo que uno quería hacer, que es un poco o un mucho más el dueño de su propia vida, el gestor de su propio destino.

Entonces, si has comenzado a evolucionar con el rumbo y el procedimiento adecuados, ya estás en el camino del éxito. Y pese a que el premio allá al final de la alfombra roja que te conduce al escenario, sientes que lo lograste en el preciso instante en que te han nombrado ganador, y cuando pones tu pie sobre la alfombra, y cuando transitas lentamente por ella sonriendo y agradeciendo los aplausos, y cuando asciendes al lugar elevado en el que te entregarán el premio, y cuando te felicitan y cuando te entregan la distinción, y...

Pero, como seguramente lo reconocerás ante todo ese público que te alaba, en realidad todo comenzó cuando diste el primer paso que inició toda una secuencia que termina con ese premio.

O, tal vez, el proceso nació cuando decidiste con claridad y precisión qué querías lograr. Y es posible que estés en ese punto, el que te hizo tomar el control de tu vida para alcanzar la meta, para merecer el éxito, no ante los demás sino ante tú mismo.

Sabes ya, con cierta precisión, qué quieres lograr en esta etapa, y sabes cuánto lo deseas y cuánto estás dispuesto a dar a cambio, y sientes una felicidad interior que te confirma que estás en el camino adecuado, y te has comenzado a disciplinar para asegurar el puente que te llevará desde lo que era solamente una idea hasta el resultado final buscado, y estás dando los pasos en tiempo y forma para transitar la senda que te llevará a la meta que te has propuesto.

Cada uno de esos elementos y el conjunto de todos ellos conforman el tan famoso "éxito". Si has iniciado el camino, ya eres exitoso.

La vida nos cruzó por primera vez o quizá una vez más para extenderte una mano. Solamente una y no las dos porque la otra la necesitas para hacer lo que debas hacer.

Yo solamente te alcancé una receta posible que ha dado excelentes resultados a miles de otras personas que buscaban "despegar".

Te dejo al mando de la nave de tu existencia para que la conduzcas al destino que elegiste. Aunque siempre estaré cuando alguna nubecita pueda interponerse. O estará otro que pueda ayudarte, porque siempre encontrarás uno si lo buscas realmente.

Entre tú y yo estamos haciendo realidad la predicción maya, al menos para tu vida. Es tiempo de cambio y estás cambiando. También yo lo estoy pues parte de mi nueva etapa se concreta al estar comunicándome contigo.

Estoy seguro de que ambos tendremos éxito.

Un abrazo y continuemos lo iniciado. Y espero saber de tus logros porque, recuerda, tú eres alguien importante en mi vida.

Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Esquel - Chubut - Argentina
1/1/2013
---
**Visita: http://bohemiaylibre.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo licencia

Carteras de Cuero

Carteras de Cuero
Click en la imagen para mucho más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...